Trastornos mieloproliferativos más comunes.

Trastornos mieloproliferativos: Son enfermedades que alteran la producción de glóbulos en la médula ósea.

La médula ósea: Es el tejido esponjoso situado al interior de huesos más grande del cuerpo, en este tejido se producen glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas.

Glóbulos blancos: Son los encargados de combatir los virus que ingresan al cuerpo.

Glóbulos rojos: Se encargan de transportar oxígeno y nutrientes necesarios por todos los tejidos del cuerpo.

Plaquetas: Actúan como coagulante sanguíneo evitando hemorragias y restaurando tejidos.

mielopro

 Trastornos mieloproliferativos más comunes.

El sistema sanguíneo puede verse afectado por múltiples trastornos los más comunes son leucemia mielógena crónica, policitemia vera, mielofibrosis idiopática crónica, trombocitemia esencial, leucemia neutrofílica, crónica y leucemia esosinofilica crónica.

Leucemia mielógena crónica.

Esta enfermedad afecta a células en desarrollo, especialmente a células granulocitos o glóbulos blancos, las personas con esta enfermedad presentan hemorragias constantes por falta de coagulación o infecciones en heridas.

Polisemia vera.

Esta enfermedad, acelera la producción de glóbulos rojos en la médula ósea, acontecimiento que afecta el bazo, órgano situado en la parte superior del abdomen, encargado de filtrar la sangre y de eliminar células deterioradas, los glóbulos rojos acumulados en el vaso producen inflamación en el mismo y frecuente picazón en el cuerpo.

Mielofibrosis idiopática crónica.

Esta enfermedad impide que los glóbulos rojos y algunos glóbulos blancos llamados granulocitos, se desarrollen adecuadamente, dando forma de gota a los glóbulos rojos envés de su forma habitual, con la falta de glóbulos maduros el bazo puede inflamarse o reducir el oxígeno en el cuerpo provocando anemia.

Trombocitemia esencial.

Esta enfermedad genera demasiadas plaquetas en la sangre y disminuye la producción de glóbulos, alterando el fluido natural de la sangre por el organismo.

Leucemia neorotrofilica.

Artera la producción de fagocitos principales encargados de combatir infecciones en la sangre, esto puede causar inflamaciones en el bazo e hígado.

Leucemia esosinofílica crónica.

Esta enfermedad acelera la producción de glóbulos blancos que ayudan a combatir infecciones parasitarias, como la producción de estos glóbulos es elevada, pueden confundir infecciones con defensas corporales destruyendo gran parte de ellas.

Articulo interesante. 

Cómo actuar adecuadamente en caso de mordedura de serpientes.  

 

 

Leave a Reply